PASSIVHAUS

¿Te imaginas tu casa a una temperatura perfecta todo el año sin apenas gasto energético? Ahorra en tus facturas de calefacción haciendo una rehabilitación pasiva.

PASOS PARA REHABILITAR UN EDIFICIO CON CRITERIOS PASIVOS

UN EFICIENTE AISLAMIENTO TÉRMICO

Los edificios pasivos conservan prácticamente la temperatura constante, haciendo que el uso de la calefacción sea prácticamente nulo. En Kuber analizamos y diseñamos la mejor envolvente para evitar los puentes térmicos

ELIMINAR LOS PUENTES TÉRMICOS

Suprimir completamente los puentes térmicos nos permite disminuir el consumo energético y evitar enfermedades debidas a la condensación, como, por ejemplo, los hongos. En Kuber no queremos sólo reducir tus facturas energéticas, queremos garantizarte un excelente confort térmico para ti y tu familia, una confortable sensación de bienestar.

VENTANAS SUPER AISLANTES Y EFICIENTES

Las ventanas son, habitualmente, el foco por el que más pérdidas de temperatura sufrimos en una vivienda.Por eso es crucial la calidad de las mismas y su correcta instalación para conseguir una alta eficiencia energética.

ESTANQUEIDAD AL AIRE

El último, pero no menos importante, pilar de las casas pasivas es la estanqueidad al aire, sellar todas las juntas de los diferentes materiales de tu vivienda. Así conseguimos evitar infiltraciones de aire indeseadas ni corrientes de aire. Ésto permite reducir las pérdidas energéticas y poder controlar la temperatura del interior de tu vivienda con un gasto casi nulo en sistemas de climatización.

VENTILACIÓN CONTROLADA CON RECUPERACIÓN DE CALOR

Teniendo un buen sistema de ventilación obtenemos una renovación continua y controlada del aire interior de tu vivienda, garantizándote la buena calidad del aire en la vivienda. En Kuber incorporamos un sistema de filtros que depura el aire, evitando que partículas contaminantes como granos de polen, polvo o ácaros entren al interior de tu vivienda. Gracias al sistema de recuperación de calor conseguimos atemperar el aire que entra en tu casa aprovechando la energía calorífica del aire que se extrae antes de expulsarlo al exterior.